domingo, 28 de noviembre de 2010

ESPACIO DE LOS POETAS INVITADOS NOVIEMBRE/DICIEMBRE 2010



POEMAS DE
FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ







Fernando Sabido Sánchez.
Peñarroya (Córdoba) España. Año 1950
Libros de poesía publicados:

-EL PASO DEL TIEMPO. Año 2007
-LAS DIOSAS ESCONDEN SU SEXO DETRÁS DE LA LUNA. Año 2009
-VIVENCIAS, MENTIRAS Y ALGÚN MATIZ UTÓPICO. Año 2010
Próxima publicación:
-LA MUERTE SIEMPRE CULMINA SU TRABAJO.

-Sus poemas han sido traducidos al inglés, catalán, italiano, rumano y portugués.
-Sus poemas están incluidos en antologías poéticas de España
Europa, EEUU e Hispanoamérica.

- BLOG DE POESÍA: http://fernando-sabido.blogspot.com/



I.- SILENCIO



Presiento que estamos enterrando

las viejas canciones de amor,


que el viento de la umbría


va deshojando nuestro libro


verso a verso


sin demorar el arribo de la muerte


Recuerdo los gemidos del ensueño,


el ungüento invisible que nos salvó


a veces del naufragio sin juramentos apócrifos,


la infidelidad desprovista


de estigmas, las ascuas



Y ahora cada palabra, cada letra


vagará por paisajes inhóspitos


de algarabía,


nómadas en una selva de pájaros


que desafinan el silencio


rompiendo como olas


de lágrimas negras nuestros sueños,


tal vez crisálidas a contraluz


trepando la oscuridad


para ponerse a salvo de espejismos baldíos




II.- LA LIBERTAD


No llores cuando los malditos


Dancen sobre la tumba de tu libertad


Hazles creer que el ataúd está vacío




III.- LA ETERNIDAD


Suspendidas en la duración de Zeus,


deslumbrantes estatuas entonan panegíricos


a los dioses del Olimpo


Erectas, con los ojos saturados


de belleza inacabada semejan espiras


que gritan o susurran en función


de un viento despiadado


Rebosa el tiempo y las excita


un ansia de inmortalidad



IV.- EL VACÍO



En mis sueños siempre habita el vacío


que recorro en un vuelo ingrávido


por el olor a misericordia de las noches


Llego hasta el alba


y no tengo a nadie que me espere


hasta la luna se oculta para repudiarme


en un paisaje de sombras


más allá de la muerte


Cae gota a gota una lluvia


que desnuda con lamentos mi alma


y sobrevive el miedo a la inexistencia


Se tensa el vértigo y rozo con los labios


la belleza al perderse


en la luz impalpable de la negación





V.- NO PUEDO PROMETERTE AMOR
MIENTRAS ME DESANGRO



Sobre mi sexualidad llueve en horizontal,


es un error considerarme incompatible


con un cuerpo malgastado en el que el alma


se mantiene incólume


En el exterior la noche es hermosa,


sin embargo, aún gotea la sangre


de heridas que me ocasionó la mordedura


de la serpiente


No puedo prometerte amor mientras


me desangro, el amor heterosexual


que apeteces de un ser cuya naturaleza


es imprecisa


Intentarás entenderme y aflorarán


las mentiras, entretanto, puedo


enseñarte algunas fotografías antiguas


que no me incriminan


Quizá no sea del todo ilícito mostrarlas apariencias y regresar al prólogo


No confíes demasiado en poder revelar


los enigmas, aún eres muy joven para


encontrar respuestas a un comportamiento


que la sociedad juzgaría execrable



VI

ME AMARÁ SIN PREJUICIOS LA MUERTE


Amé en secreto muchas veces implorando


pasiones inéditas, rompí escarchas lleno


de esperanza y encontré corazones convexos


Me negaron mujeres de sexualidad imprecisa


y abracé cuerpos desnudos con deseos ajenos,


hasta el siempre prosaico reducto de la infidelidad


alcanzó a rechazarme


Amé labios que me ocultaron la sonrisa,


a mujeres de sexo solidario inmersas en la causa


con una fe ciega y el alma empapada


Amé vírgenes aferradas al dogma de hogueras


pretéritas, a prostitutas y en verdad,


a mi mismo


Podría contar la realidad con palabras


más dulces, si no supiera que algún día


me amará sin prejuicios la muerte




VII

INTEMPERIE


Aquel hombre virtuoso cubrió tu desnudo
colmándolo de infinitas posturas amatorias
y alumbró con colores los paisajes sepias
pintando acuarelas de imposibles crepúsculos

Hoy, sumida en la confusión, has renunciado
a abrasarte con el resplandor del sexo
y eliges recorrer descalza otros laberintos
seducida por el vértigo de la intemperie

¿Qué fue del huracán que rompió los cristales
de una piel revestida de asexualidad?




VIII

EN LA SOLEDAD DEL SEXO



En la oscuridad, sobre un lecho de abenuz


el deseo dormita a trasmano entre caricias


imaginadas, erótico trasiego y lascivia,


mientras, el alacrán del sexo despierta


evocando nocheviejas frenéticas



Entreacto, un rumor de sábanas de seda,


una antología de manuscritos rompe el maldito


silencio y cede el aliento cuando explotan


los sentidos, esquirlas, retazos de lluvia


que apaga el fuego entre psicofonías


y el grito final, preludio de una vacilante


duermevela


Son las cinco y la madrugada se ha perdido


en la clausura de la habitación, sin conversar


con nadie, sólo la ilicitud del solitario placer


apacigua mi soledad, soledad


que no alcancé siquiera a compartir



IX

GOCÉ EN LOS BRAZOS DE UNA DIOSA

Fue como un milagro,
gocé en los brazos de una diosa
rodeado de pureza, aunque odio las parábolas
Y humedecí los labios con el vino
mientras la dibujaba caricias
encendiendo los deseos

Lo juzgué una visión,
un brindis temerario al placer con disonancias
y arrodillarme ante la sed
Un hola y un adiós a su desnudo,
a un cuerpo colmado de pasión
en un paréntesis de ausencias

Volvía del sueño subyugado
con necesidad de amar para saberme hombre
cuando la diosa me imploró

Espera, no despiertes





NADA ES PERFECTO




Cuando me la presentaron supe
Que era una gran mujer
Atractiva, culta, inteligente
Había viajado por múltiples países
En los que coqueteó
Con los intelectuales
Y artistas más reputados
Unas copas más tarde
Me lancé a sus brazos
Y acabamos en la cama
Comprobé que en esa tesitura
Era bastante inexperta

Nada es perfecto
Obviamente



XIII

INSTANTES DE POSIBILIDAD


Me siento feliz a tu lado
Decías mirándome a los ojos
Transfigurándote

Pasaron los años
Y el amor se hizo carne
Con alevosía

Después
Ni tan siquiera eso